¿El TEDH responsabiliza a la prensa de los comentarios ofensivos de sus lectores?

10-noviembre-2013

El 23 de octubre “EL PAÍS” publicaba el siguiente titular: “Estrasburgo responsabiliza a la prensa de los comentarios ofensivos de sus lectores” (un titular casi idéntico al que publicaba EL MUNDO ese mismo día). Una semana más tarde Expansión afirmaba “Estrasburgo pone coto a los comentarios ofensivos en la Red”.

En puridad estas afirmaciones sobre el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no son exactas. Para ser más precisos habría que introducir ciertos matices jurídicos muy relevantes (que no siempre acompañaban los titulares comentados).

El principal es que el TEDH NO responsabiliza a la prensa de los comentarios ofensivos de sus lectores; lo que hace es indicar que el hecho de responsabilizarla –bajo ciertas circunstancias- no es contrario al Derecho a la Libertad de Expresión tal y como está protegida en el Convenio Europeo de los Derechos Humanos (CEDH). En parte esto se explica porque al TEDH no recurrió quien había visto afectada su reputación o intimidad sino quién había visto afectada su libertad de expresión.

¿Qué importancia tiene este matiz que la prensa no corregía? Significa que los Estados Parte del Convenio Europeo de los Derechos Humanos pueden responsabilizar –como mínimo bajo dichas circunstancias- a la prensa de los comentarios ofensivos que se realicen en sus páginas web pero no que dichos Estados deban hacerlo.

Efectivamente, como nos recuerda el artículo 53 del CEDH, el estándar de protección del Convenio (el que interpreta y juzga el TEDH) es mínimo pero no máximo (es decir que los Estado nunca pueden proteger menos un derecho que lo que indique el TEDH pero sí pueden protegerlo más). Consecuentemente, la sentencia del TEDH de 10 de octubre de 2013 que generó dichos titulares a) no obliga ni a que se responsabilice a la prensa de dichos comentarios ofensivos de sus lectores en sus páginas web, ni b) impide que la Justicia ordinaria o constitucional española (u de otros Estados parte del CEDH) entienda que no pueda atribuirse dicha responsabilidad –ni siquiera bajo dichas circunstancias- debido a que puede ser contrario a la libertad de expresión (o a otras normas o bienes jurídicos protegidos).

Así, en España lo que puede ser muy relevante son las decisiones de nuestro Tribunal Supremo, ya que en la sentencia 128/2013 (de 26 de febrero, por lo tanto anterior a la sentencia del TEDH) este tribunal sí responsabilizó al periódico digital “eleconomista.es” de los comentarios ofensivos de sus lectores - con algunas diferencias no menores con respecto al caso del TEDH, como por ejemplo el importe de la indemnización (que era mucho mayor en el caso español cuando el bajo importe de la responsabilidad civil del caso enjuiciado por el TEDH fue uno de los elementos claves de su resolución) o el análisis del conocimiento efectivo.

Finalmente, lo que será extremadamente interesante será ver que pudiera decidir en el futuro el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ante alguna hipotética cuestión prejudicial por parte de un tribunal nacional. A fin de cuentas, y aunque sea en casos muy concretos, tanto la vía jurisprudencial del Tribunal Supremo como la del TEDH están realmente al límite (quizá incluso lo cruzan) de las posibilidades interpretativas de la Directiva sobre Comercio Electrónico de la Unión Europea respectos a las exenciones de responsabilidad de los prestadores de servicios de la sociedad de la información y a su obligación a los Estados de la UE de no imponer deberes de supervisión o monitorización de contenidos a dichos prestadores de servicios.

David Molina Moya, id law partners.



General | Tecnologias de la información

Malcolm Bain en RedOTRI

05-noviembre-2013

El miércoles 13 de noviembres, Malcolm está invitado a hacer una ponencia en la Conferencia Anual de la Red OTRI, en Salamanca. Presentará una ponencia sobre la Propiedad Intelectual en las Universidades.



General | Tecnologias de la información

Manuel Martínez Ribas en TV2

03-noviembre-2013

Manuel Martínez aclaró las dudas de los periodistas sobre la posibilidad de las empresas de consultaras e-mails de los correos electrónicos corporativos de sus trabajadores o el hecho de que las escuelas puedan llegar a inspeccionar el Smartphone de sus alumnos.

Concretamente estos aspectos eran “noticia” debido a dos sentencias brevemente comentadas a lo largo de la entrevista: la sentencia del Tribunal Constitucional 170/2013 de 7 de octubre de 2013 y la sentencia de la Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 1ª) de 26 de septiembre de 2013.

Manuel Martínez destacó que no era la primera vez, en absoluto, que la jurisprudencia avala la posibilidad de que los correos electrónicos “corporativos” de sus trabajadores sean controlados por sus empleadores. Pese a ello transmitió algunos matices a los periodistas destacando muy especialmente que este proceso los empresarios deben consultar a abogados especializados porque a) ni dichos correos se pueden consultar en todos los casos b) ni tampoco son válidas todas las metodologías para hacerlo.

Por otro lado sí remarcó el carácter propiamente “novedoso” de la sentencia de la Audiencia Nacional (Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 1ª) de 26 de septiembre de 2013 respecto a la posibilidad de que –en algunos casos- los colegios puedan llegar a consultar el Smartphone de sus alumnos sin el consentimiento de sus padres.

La entrevista se puede ver en http://www.rtve.es/alacarta/videos/vespre-a-la-2/vespre-2-5-11-2013/2123832/, (del minuto 29:30 al minuto 35:08)



General | Arte y cultura | Tecnologias de la información